30 may. 2009

Mayo

Hemos escrito una vez al mes como mínimo y espero seguir escribiendo por mucho tiempo, pero este mes ha sido el más difícil de todos.

Celebramos un nuevo día de la madre y sigo pensando que el regalo del niñito es más significativo; no es que el mío no haya sido bueno, pero él enternece con todo lo que hace y su rosita estaba muy linda.

También tuvimos dos celebraciones del día de las madres, una carne asada por mi suegrito y una comida familiar en casa de mi Papá, las dos muy lindas reuniones.

También disfrutamos de unas merecidísimas vacaciones donde la pasamos increíble, nos disfrutamos mucho y también tuvimos nuestros momentos chuscos, como aquel pasaje cucarachero tan simpático, ji, ji, ji.

Creo que ese podría ser el mejor tema, jajajaja, hay mi cielito, me encantó tu valentía al enfrentar a ese insecto que me da tanto asco, pero no puedo dejar de recordar tu reacción al verlo revivir cual Ave Fénix de sus propias cenizas... jajajajajajaj, es que me acuerdo y no me lo puedo quitar de la cabeza. Cómo no lo grabé.

¡Ah! y que tal nadando en la alberca o desayunando unas quesadillas, o comiendo enchiladas pachuqueñas en Querétaro. Ja, también cuando te siguió la muerte..., ¡y la cucaracha!

17 abr. 2009

Un viernes ocioso



Hoy es un viernes ocioso, acabo de lavar los platos y me senté en la compu arevisar mis mails, que ultimamente estan llenso de cosas de scrap, quien sabe por qué será ji ji; la cosa es que estoy sentada frente a la computadora a las 22:30 de la noche, Diego duerme plácidamnete a unos cuantos metros de mi y Poncho está a unos cuanto skilómetros de mi... y sin embargo estamos juntos, si, es rarísimo, pero es como si nos hubieramos puesto una liga el día que nos conocimos Pon y yo, y ni se diga el día que nos conocimos Pon, Diego y yo jajajajajaja, esa liga invisible se estiró un poquito mas y cupimos todos.
Auqnue algun miembro de esta unión ligosa no este, pues esta como su espacio, no no, mas bien su escencia, por ejemplo cunado un lunes el bebé se duerme y nos quedamos tu y yo o comiendo o en la sala asi en silencio pues de todas maneras se siente el espcio de Diego, como que deja su halo energético.

No se, como lo dije en un principio es sólo un viernes ocioso...

P.D. Te Adoro

21 mar. 2009

Bájenme la piñata por que estoy débil

Chaparrita, mira, me encontré esto que escribí y no publiqué:

"Que linda la fiesta de mi pueblo...", reza una canción que escuché y que ni recuerdo cómo se llama, pero da pie a que inicie mis memorias sobre la fiesta “1”.

¿No es “1” una chulada para un angelito? 1, como su dedito cuando señala; 1, como su piñata. Pero todo lo que ha aprendido en este primer año...

Por cierto, y combinado con el año uno, no recuerdo si te di las gracias por la atención que me diste, la de toda una doctora profesional, pero sobre todo la atención de una esposita muy dedicada a su marido. Nuevamente son esos pequeños detalles de los que alguna vez te hablé, esos que nadie espera pero que tú, sólo tú puedes darme. Eso sin contar que, pese a las atenciones que tenías conmigo, no descuidaste en ningún momento a nuestro pequeño angelito que también exige las atenciones y cuidados de su mamita, ahora si que te multiplicaste.

Estuve a punto de gritar, con las pocas fuerzas que me quedaban ¡Bájenme la piñata por que estoy débil!, pero Miguel me ganó la idea. Y cómo él, no iba a dejar escapar la oportunidad de surtirme de dulces y fruta.

Ah, mi linda mujercita. La consecuencia de todos tus cuidados fue una fiestecita en la que me divertí mucho, una reunión muy agradable que ¿quién organizó? si, de nuevo tú. Y luego dices que sientes que no haces nada...

17 mar. 2009

Los otros cómplices

Empezé a escribir esto el día en que más fuerte me dió la gripe ¡y qué gripe!

No cabe duda que los niños son una maravilla, y no hablo de uno en especial, hablo de todos; piensa en uno y lo verás, hasta la más sangrona. Pero hay algunos que nos hacen más gracia que otros y algunos que les aguantaríamos lo que fuera: Isabela para ti, Miguelito para mi. A ambos los queremos mucho, igual que a sus hermanos, pero ellos tienen un “algo” especial que a cada uno nos enamora de una manera magica. Nada más que yo tengo más sobrinos y con todos padecí la misma enfermedad, la misma que me hace bromear tanto con mis sobrinotes.

Me encanta Miguel. Me encanta por que tiene un encanto pícaro que yo formé, por que tiene la travesura que veía en mi Mamá (tuviste sólo una probadita de las diabluras de que era capaz mi Madre) y la inteligencia de mis hermanos, el buen corazón de Pedrito y la propiedad para expresarse de mi Papá.

Ese niñito que me iba a despertar a raquetazos en las mañanas tenía el poder, no solo para levantarme, sino para hacerlo de esa manera que un angelito lo puede hacer, y además te alegran la mañana al verles la carita. Ese niño que corría en la banqueta cuando iba a ver a mi novia, me hacía regresar para darle un abrazo. Y..., podría seguir mucho, realmente podría escribir muchísimas anécdotas de mis sobrinos..., no, voy a seguir: Miguel tiene un carrito eléctrico que al principio le daba miedo por el ruido que hacía, pero después, hasta me atropellaba. Cuando recién nació, se despertaba entre 2 y 3 de la madrugada que era la hora en que yo regresaba de trabajar, así que en las noches podía saludarlo y abrazarlo, era muy pequeño y se dejaba sin quejarse.

Otro día aprendió a darse marometas, otro más a brincar en un pie; no cabe duda que los niños son una cosa increíble y nos ponen a hacer el ridículo, como dar marometas en el patio o brinar por la calle en un pie.

Siempre me pregunté ¿cuánto amor tendré para mi propio hijo si tengo tanto amor por cada uno de mis sobrinos? Tanto en realidad, que ni yo sabía que podía querer tanto como a mi “Güerito”, que es mi primer sobrino y que también disfruté mucho.

Ahora que tengo mi angelito y ni yo me lo creo; es hermoso, es gracioso, es un verdadero sol en la casa, corre, levanta los brazos, se ríe, aprende y –como alguna vez tu lo dijiste– nos enseña ¡y de que manera! Es genial como aprende todo, como prueba y analiza todo lo que hay a su alrededor. Y lo mejor es que tú, su Mamita, eres la luz de sus ojos y serás siempre para él la mujer más maravillosa de todo el universo y ese hecho, nada ni nadie lo va a cambiar....

27 feb. 2009

De nuevas aventuras...

Hemos vivido muchas aventuras desde que nos conocimos, desde el hacernos fans de Fernando Delgadillo en 5 minutos, viajar kilómetros para vernos, aprender a hacer un platillo para consentir, desvelarnos para continuar con una plática de todo y nada, enamorarnos de nuestra escencia (siendo ésta la aventura mas grande que me ha tocado vivir, y la mas bonita), concebir a un bellísimo ángel, formar una familia, crear un hogar, empacarlo y....VOLVER A CREARLOOOO!!!

Adoro la idea de convertir esta casa gris en nuestro nuevo hogar, de investigar nuevos caminos para ir de aquí para allá, de cocinar cosas nuevas y verlos disfrutar mi comida, invitar a la familia, estar solitos los 3 divirtiéndonos en el patio; me pregunto si la emoción que siento sería la misma que sintieron mis abuelitos (dueños originales de esta casa) al empezar a ver formados sus sueños en el lugar en donde crecerían sus hijos, ¿Se habrán imaginado que jugarían con los niños de la cuadra? ¿Que correrían por todos lados? ¿Que se aventarían en sus bicis o en sus patines por la calle donde ahora pasan miles de coches? lo que si no creo que se hayan imaginado es que una de sus nietas se vendría a vicir en la casa de abajo de su hija y que aquí crecería su bisnieto y que esta casa sería testigo de la felicidad de una nueva aventura.

7 feb. 2009

De recuerdos y otras cosas...

Seguro te pasa igual: en un momento cualquiera te llegan de pronto recuerdos de cosas que te parecen increíbles; tal vez sea que con el tiempo les diste su justo valor. Seguramente, en el momento en que sucedieron eran cosas sin importancia, anécdotas o vanalidades, pero ahora se han convertido en pensamientos, situaciones y experiencias que te hacen la persona que eres.

Podría mencionar un sinnúmero de momentos en que me llegan estos recuerdos que en su mayoría son de mi niñez, y de cuando yo era el miembro más pequeño de una familia.

¿Te imaginas lo que será para nuestro niño la experiencia de construir sus propias memorias y recuerdos? Ya me imagino cuando se ponga a hablar de cuando su mamá le bailaba por las mañanas, o cuando su papá tomaba la guitarra y se ponían a cantar los tres. O de alguna vez en que regresaba del trabajo su papi y se sentaban a la mesa a comer lo que preparaba la mamita con mucho cariño y orgullo por que le habían salido muy sabroso. Esas son precisamente las situaciones que parecen tan comúnes pero que, cuando menos te lo esperas, te traen recuerdos maravillosos.

Hace apenas unos minutos estaba platicando en el trabajo de cómo mis papás casi no veían la TV, pero todo el tiempo estaban escuchando música, sin duda esa influencia y muchas otras están en mi. También sé que tu tienes tus recuerdos y los conozco, pero quiero que tu escribas sobre ellos. 

Pero ¿sabes que quiero? quiero que mi niñito tenga lindos recuerdos que lo regresen en el tiempo cuando quiera volver a estar con su familia, justo en el momento en que él era el miembro más pequeño.

31 ene. 2009

Hola mi cielo:

Hoy tenemos ante nosotros una nueva aventura, emocionante y al mismo tiempo atemorizante ¡el cambio de casa!

¿Quién iba a pensar que un simple cambio de casa sería tan estresante? Y en realidad lo fue más para ti que para mi, tu empacaste el 90 por ciento de la casa, yo el 8 y el resto se quedó "encueradito".

Pero después del cambio, de las ajustes en las nuevas rutas y de las nuevas rutinas me queda claro que el hogar es cualquier lugar donde estén ustedes dos. Te amo.

13 ene. 2009

Tepoztlán






Y pensar que después de ese beso iba mos a emprender la aventura de nuestras vidas, en este viaje a Tepoztlán fué cuando empezaron las "molestias" que me duraron 9 meses jajajajaja. Muchas gracias por llevarme a festejar mi cumple a tan magico lugar.

10 ene. 2009

Así quiero empezar...

Estoy haciendo uso de un tiempo en que debería estar haciendo otra cosa, pero precisamente es en estos momentos en que me acuerdo de cosas como esta, seguro que te pasa exactamente igual a ti.

Recuerdo una de esas noches interminables en un chat. Tú, escribiendo desde el otro lado de la ciudad a las 3 de la mañana sin preocuparte de que debías levantarte a trabajar a las 9 am. Yo, trabajando y muy presionado, pero no porque me preocupaba tanto el trabajo, la verdad es que no, más bien temía que al regresar al chat me encontrara con un “Bueno, como no me contestas me voy a dormir, adios” y todo porque me tardaba mucho en contestar.

Fueron muchos años de conocernos sin decirnos nada, sin animarnos, nos caíamos bien y eso era suficiente; pero después de lo que hemos vivido juntos, tengo esa curiosidad de el “que hubiera pasado si...”. Sé que las cosas llegaron en su justo momento; sé que el momento en que finalmente nos decidimos a llegar más allá de la amistad fue en mi momento de más estabilidad y madurez emocional y sé que también fue en tu momento exacto. –Por algo pasan las cosas–, lo repites todo el tiempo.

Pero hoy, con un lindo bebito que cada día nos enseña como descubre su mundo; hoy que te quiero más, mucho más que el día en que nos casamos; aún hoy me acuerdo de esas pláticas interminables en que quería decirte que me gustabas mucho pero no me atrevía a decirlo..., y te lo decía sin decirlo pensando que me entenderías (lo más chistoso es que tu sentías lo mismo y yo tampoco te entendía). Sólo así quiero empezar, recordando como iniciamos esta aventura juntos, llenos de esos pequeños detalles que te hacen la mujer perfecta para mi...