10 ene. 2009

Así quiero empezar...

Estoy haciendo uso de un tiempo en que debería estar haciendo otra cosa, pero precisamente es en estos momentos en que me acuerdo de cosas como esta, seguro que te pasa exactamente igual a ti.

Recuerdo una de esas noches interminables en un chat. Tú, escribiendo desde el otro lado de la ciudad a las 3 de la mañana sin preocuparte de que debías levantarte a trabajar a las 9 am. Yo, trabajando y muy presionado, pero no porque me preocupaba tanto el trabajo, la verdad es que no, más bien temía que al regresar al chat me encontrara con un “Bueno, como no me contestas me voy a dormir, adios” y todo porque me tardaba mucho en contestar.

Fueron muchos años de conocernos sin decirnos nada, sin animarnos, nos caíamos bien y eso era suficiente; pero después de lo que hemos vivido juntos, tengo esa curiosidad de el “que hubiera pasado si...”. Sé que las cosas llegaron en su justo momento; sé que el momento en que finalmente nos decidimos a llegar más allá de la amistad fue en mi momento de más estabilidad y madurez emocional y sé que también fue en tu momento exacto. –Por algo pasan las cosas–, lo repites todo el tiempo.

Pero hoy, con un lindo bebito que cada día nos enseña como descubre su mundo; hoy que te quiero más, mucho más que el día en que nos casamos; aún hoy me acuerdo de esas pláticas interminables en que quería decirte que me gustabas mucho pero no me atrevía a decirlo..., y te lo decía sin decirlo pensando que me entenderías (lo más chistoso es que tu sentías lo mismo y yo tampoco te entendía). Sólo así quiero empezar, recordando como iniciamos esta aventura juntos, llenos de esos pequeños detalles que te hacen la mujer perfecta para mi...

1 comentario:

  1. Yo creo que no hay mejor manera de empezar, nuestra historia es, para mi, como un cuento de hadas.
    Pero claro que me quedaba hasta las 3 de la mañana y a veces hasta mucho mas tarde, ¿por qué? simplemente por que me encantaba platicar contigo, tú hacías que el tiempo volara, platicabamos de todo... y de nada; hacía todo lo posible por quedarme el mayor tiempo posible, pero también me daba miedo de que dijeras que yo era medio patética por estarte esperando hasta esas horas por lo que de vez en cuando me salía temprano para que no te dieras cuenta de que moría por seguir platicando contigo.
    Viendo hacia atrás me doy cuenta de que escogimos muy bien el momento de avanzar en nuestra relación, las cosas se fueron dando de una manera muy natural, muy emocionante; poco a poco me fuí dando cuenta de que eras de verdad y lo chistoso es que en el momento en que según yo "decidí creerte", en ese momento me dí cuenta de que estaba enamorada de tí.
    Me encanta ver esa foto que nos tomamos en nuestro aniversario donde estamos los tres encimados allá en San Miguel, es en esa foto donde se resume mi vida y mi total felicidad, te AMO.

    ResponderEliminar