30 may. 2009

Mayo

Hemos escrito una vez al mes como mínimo y espero seguir escribiendo por mucho tiempo, pero este mes ha sido el más difícil de todos.

Celebramos un nuevo día de la madre y sigo pensando que el regalo del niñito es más significativo; no es que el mío no haya sido bueno, pero él enternece con todo lo que hace y su rosita estaba muy linda.

También tuvimos dos celebraciones del día de las madres, una carne asada por mi suegrito y una comida familiar en casa de mi Papá, las dos muy lindas reuniones.

También disfrutamos de unas merecidísimas vacaciones donde la pasamos increíble, nos disfrutamos mucho y también tuvimos nuestros momentos chuscos, como aquel pasaje cucarachero tan simpático, ji, ji, ji.

Creo que ese podría ser el mejor tema, jajajaja, hay mi cielito, me encantó tu valentía al enfrentar a ese insecto que me da tanto asco, pero no puedo dejar de recordar tu reacción al verlo revivir cual Ave Fénix de sus propias cenizas... jajajajajajaj, es que me acuerdo y no me lo puedo quitar de la cabeza. Cómo no lo grabé.

¡Ah! y que tal nadando en la alberca o desayunando unas quesadillas, o comiendo enchiladas pachuqueñas en Querétaro. Ja, también cuando te siguió la muerte..., ¡y la cucaracha!