25 ago. 2010

La escuela

Esta semana llevamos a Diego por priemra vez a la escuela, primero yo estuve bastante emocionada forrando libros, buscando parte de uniforme, platicando con él de lo que se iba a tratar el ir a la escuela y todo eso, hasta que le transmití mi emoción y cada vez que le preguntaba si iba a ir a la escuela gritaba ¡SIII! y alzaba las manos.
Las cosas cambiaron cuando le dije: "Oye vas a ir a la escuela pero ni papá ni mamá van a estar ahi eee, pero vas a estar con niños de tu edad y vas a jugar mucho, y después de un rato vamos a ir porr tí va?" y ahi a la que le cayó el veinte fué a mi... mi bebé se iba a ir a la escuela solitooooo noooooo.
El primer día si fué terrible para mí pues en cuanto él se dió cuenta de que no estabamos ahí con el empezó a gritar "¡Mamá!" "¡Mamá!" y ahi si lloré y lloré pensando en cómo iba a sufrir mi chiquitin; pero gracias a que mi maridin estaba conmigo me dió su apoyo y me tranquilizé, al ir por él lo vimoa muy contento y animado. Aldía siguiente se despidió de nosotros y entró a la escuela sin problemas, ya se había acostumbrado, me sorprendió pues muchas personas me decían que les costaba como unas dos semanas adapatarse pero no para Diego, el está feliz y deseoso de ir a la escuela al día siguiente, sobra decir que estoy feliz y tranquila de ver sus ganas de irse y jugar y aprender.

Lo que no sabe es que después viene el kinder y la primaria y la secundaria y la prepa y la universidad ¡Uff! le hace falta toda una vida de ir a la escuela, sólo espero que se adapte a todos los grados tan fácil como a Maternal.