8 sept. 2011

Ser diseñador o no ser diseñador...

Diseñar debería ser premiado de por vida, finalmente es el diseñador quien le da identidad a una marca, quien le da vida a una empresa con su imagen..., todos deberían agradecerle a los diseñadores, sobre todo a los que somos buenos.

Ser diseñador es una labor muy difícil por que es una profesión de tiempo completo, también es muy gratificante por que puedes ver tu trabajo por la calle al caminar o en la publicidad en general pero, los que nos contratan son ingratos, pagan muy poco.

Al diseñador que hace la imagen de un restaurante, deberían recibirlo en todos los locales que usen su diseño como un rey. El que hace el logo de una cafetería deberían darle cafés gratis de por vida o, mínimo, hasta que se rediseñe la imagen del producto.

Ya existe el día del diseñador pero aún no hay suficientes homenajes a estos verdaderos héroes de la comunicación visual que además, son mal pagados y sufren la invación de aquellos que, por usar una computadora creen e incluso se hacen llamar "diseñador".

No entienden que el diseño se lleva en la sangre, se suda y se sufre, sí, como todo lo que se ama el diseño también se sufre y se disfruta, además de dar enorme felicidad.

Ser diseñador desvela, cansa, enoja, molesta, da hambre, da sed, sueño, provoca insomnio, genera pesadillas, dolores de cabeza, hace reír y hasta enamora.

Yo me enamoré de mi profesión y, de una diseñadora que es genial.

Agosto

¿Ya se terminó agosto? ¡Y no escribí nada! ¡avisen cuando se termina el mes!

Ahora ya escribiré en septiembre, ni modo.

12 jul. 2011

Hace tiempo

Todo en esta vida se cobra con el paso del tiempo y ahora se acerca otro lapso inevitable, no podemos saltarnos a este desgraciado y maldito carcelero que nos tiene prisioneros y que no nos deja tomarnos las cosas "Con leche", y éste es EL TIEMPO.
"Con el tiempo todo se olvida", "Deja que pase el tiempo y verás que todo va a estar bien", "El tiempo todo lo cura", "tiempo es lo que me sobra", "Tiempo de amar"... y ahora: "Tiempo de mi cumpleaños" jajajajaja sip, otro año mas ha pasado y no puedo hacer nada por evitarlo, puedo decir sonriendo que cumplo 34 años y digo sonriendo pues han sido bien vividos; pero también puedo decir que cumplo 3 años y eso lo diría aún con mas orgullo ¿por qué? a pues por que hace tres años que empezé a vivir mi sueño.

Casarme y tener hijos no siempre fue mi sueño ideal, obvio de jovencita era viajar por el mundo o ser famosa por lo que fuera pero famosa, pero con el paso de los años lo que fui queriendo era ser feliz, ese era realmente mi sueño, encontraba momentos pequeños con los que creía que la felicidad estaba ahi, pero eran pequños momentos nada mas y después tenía que volver a luchar contra las cosas feas con las que nos enfrenta la vida. Pero después de un muuuuy buen período de momentos llegó EL MOMENTO que es el que vivo ahora. Soy una mujer alegre y amorosa, soy esposa y amante, soy madre y amiga y soy mil cosas mas que envuelven el ser YO a mis casi 34 años.

Hace tiempo que los tengo y que me tienen... hace tiempo que soy feliz.

Ratatouille

Son las 3:27 de la mañana y acaba de terminar "Ratatouille", una película encantadora, mágica, que explica lo mismo que yo siento cuando una sensación o un momento o, como en la película, un sabor me lleva instantáneamente a recordar toda una escena en mi pasado, y además siempre es a los buenos recuerdos.

Así pues mi mujer ha bautizado todos esos eventos como "un ratatouille", por ejemplo: unas aparentemente simples tortas de papa, si están bien preparadas me provocan "un ratatouille"; o las tortas de espinca rellenas de queso; o una canción de Eydie Gorme y Los Panchos; o un momento sentado bajo la sombra de un árbol.

Cada que veo el momento en que le sirven su plato a Ego, se me hace un nudo en la garganta y pienso en la artista que tenía en mi casa cuando era un niño y en cómo me hacían vibrar sus creaciones, los que tuvieron la oportunidad de probar aquella cocina no me dejarán mentir.

Ego escribió:
"La vida de un crítico es sencilla en muchos aspectos. Arriesgamos poco, y tenemos poder sobre aquellos que ofrecen su trabajo y su servicio a nuestro juicio. Prosperamos con las críticas negativas, divertidas de escribir y de leer, pero la triste verdad que debemos afrontar, es que en el gran orden de las cosas, cualquier basura tiene más significado que lo que deja ver nuestra crítica.

Pero en ocasiones el crítico sí se arriesga cada vez que descubre y defiende algo nuevo. El mundo suele ser cruel con el nuevo talento. Las nuevas creaciones, lo nuevo, necesita amigos.
Anoche experimenté algo nuevo, una extraordinaria cena de una fuente singular e inesperada. Decir sólo que la comida y su creador han desafiado mis prejuicios sobre la buena cocina subestimaría la realidad, me han tocado en lo más profundo.
En el pasado, jamás oculté mi desdén por el famoso lema del Chef Gusteau: “cualquiera puede cocinar”. Pero al fin, me doy cuenta de lo que quiso decir en realidad. No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado.

Es difícil imaginar un origen más humilde que el del genio que ahora cocina en el restaurante Gusteau y quién, en opinión de este crítico, es nada menos que el mejor chef de Francia.

Pronto volveré a Gusteau hambriento".

Anton Ego.
Lo más increíble es que No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado, y yo me encontré con una nueva chefcita. Lo digo con sinceridad y además con orgullo, mi mujer es una extraordinaria, una increíble y genial chef.

Güera, ¡sorprendeme!

31 may. 2011

De los libros y sus historias

A punto de terminar mayo y no he escrito nada, pero he leído... poco, pero sigo siendo constante.

Leo por que me gusta, por que es emocionante y gratificante encontrarse con un buen libro que hace volar nuestra imaginación. Creo que prefiero las novelas, pero las poesías de Jaime Sabines o las de Renato Leduc también me atrapan, bueno, dije esos dos por citar nombres pero hay muchos más.

No sabría decir que tipo de libros me gustan, yo no soy de esos que sólo buscan policiacos, de ficción o románticos, creo que en ese sentido también soy afortunado por que disfruto cualquier género.

Leer es un placer, leer es una actividad a la que hay que dedicarle su tiempo y disfrutar del placer de su compañía.

Y para este placer tengo mi “alcahuete”, ella me busca y ofrece libros, para oreja y trae nuevas recomendaciones y variedad en textos; es ella también la que un día me enamoró (entre otras miles de cosas) con su lectura de Jaime Sabines..., “Habría que bailar ese danzón que tocan en el cabaret de abajo...”, leía. También busca con qué seguir después de la incertidumbre que deja el final de un libro que nos pareció genial.

Hoy no me preocupo por qué leer, por que tengo un par de libros que me va a distraer por un mes, pero siento un escalofrío cuando pienso:

–¿Qué voy a leer cuando termine? ¿qué otro libro me va a hacer sentir lo que conseguí con éste?
–Primero termina el libro en el que estás– dice ella con esa actitud de calma y tranquilidad que dan las mamás a los niños, aunque saben que el peligro se cierne sobre sus cabezas.
–Pero ya me faltan sólo dos hojas– insistí.
–Bueno, pero tu no sabes en cuanto tiempo lo vas a terminar o– y caminó lentamente hacia mi tomando en el camino el cuchillo con el que momentos antes había picado un jitomate – si lo vas a terminar.

24 abr. 2011

Una semana

Termina la Semana Santa y regresan los que se fueron, yo creo que viene a celebrar el día del niño. Pero la verdad es que los días sin tráfico se disfrutan.

Así, sin ir más lejos, un trayecto de 30 minutos se hace en 15 o menos sin tener que ir a más de 80 km/h, puedo salir del trabajo 10 minutos tarde y llegar 5 minutos antes de lo habitual, justo a tiempo para a comer. La ciudad estaba riquísima.

En cambio, si salgo 10 minutos tarde (normalmente mi trayecto con tráfico es de media hora), se convierte en un trayecto de entre 45 minutos ¡hasta una hora!

Sin gente uno puede admirar la arquitectura de la cuidad, ver lo rectas que son algunas calles y, hasta anticipar un bache que está a lo lejos.

Pero lo malo es que nadie abre, ni siquiera puedo ir a comprar quesadillas o gorditas de chicharrón en cualquier lugar por que todos se fueron de vacaciones.

Si hay cosas abiertas, como los cines. Pero como las pocas personas que no salieron ya buscaron sus quesadillas y tampoco encontraron, las pocas diversiones que hay están llenas...

Y ¿por qué me quejo? ¡POR QUE ES MI BLOG Y YO ESCRIBO LO QUE SE ME ANTOJA!

3 feb. 2011

Contigo aprendí

Tengo un amigo que hace tiempo me dijo: "cuando no encuentro las palabras para decir algo, pongo una canción que lo diga".

Llevo dos inicios y tal cuál, no encuentro palabras para decir lo que quiero, pero escuchaba una canción en internet y sabía que ahí estaba todo lo que quería escribir.

Hoy no hablo de ti, compañera hermosa de mi vida, no hablo de ti, la mujer que me ha dado grandes lecciones de vida; tampoco hablo de el angelito que es mío, que llena mi corazón de emociones y me hace sonreír y consigue que saque fuerzas de no sé dónde... para jugar.

Conozco el significado de las palabras: amor, esperanza, orgullo, ilusión, emoción, preocupación, responsabilidad. Pero esas palabras, que son exactamente las mismas, tienen un nuevo significado, un nuevo empuje o un nuevo motivo.

Hoy hay alguien más en mi vida, la conocí en enero. La vi por primera vez una tarde de un día soleado, con su cabello negro y sus lindas mejillas rosadas. Ella ni siquiera volteo a verme cuanda nos conocimos, pero en la primera oportunidad que tuve le di un abrazo con timidez, ahora busco cualquier pretexto para abrazarla y saludarla con un beso en la mejilla.

Me gusta mirar sus ojos y me divierte como ella retira tímidamente su mirada o, cuando con coquetería dibuja una sonrisa en su cara.

Desde ese día de enero aprendí que existen más bellas y mejores emociones; aprendí a conocer un mundo todavía más lleno de ilusiones; con ella aprendí que la semana tiene más de siete días (aunque se van como agua); a hacer mayores, mis ya grandes alegrías; a ser todavía más dichoso, yo con ella lo aprendí.

Con ella aprendí a ver la luz del otro lado de la luna (y eso que ya me lo habían enseñado ustedes dos veces); aprendí, que su presencia no la cambio por ninguna; aprendí que puede un beso ser aún más dulce y más profundo, que puedo irme mañana mismo de este mundo; las cosas buenas con ustedes las viví. Y contigo aprendí, que yo renací el día en que te conocí... eso fue hace menos de una semana... cuando naciste mi bebita.

3 ene. 2011

Lo que me faltó

Sí, lo sé, me faltó diciembre.

Diciembre es mí mes favorito del año ¿será, tal vez, que es el más festivo o los regalos, o será que ese día vemos más a los que tanto queremos y sólo en diciembre apartan unos días en sus agendas para darnos una visitadita?

Disfruto cantar la letanía de las posadas y tomar ponche, me encantan las piñatas y lanzarme a atrapar lo que pueda. No entiendo porqué a muchas personas no les gusta la navidad..., bueno sí lo sé..., porque son unos amargados ¡ja!

No sólo es la Navidad, es el año nuevo, son los deseos de poner un alto y empezar con un nuevo empuje para, al llegar al final, sacar la cabeza a flote y tomar una bocanada de aire para iniciar el siguiente año con los pulmones llenos.

También es la comida y el recalentado (las tortas de bacalao), las probaditas que la familia siempre manda y los experimentos que mi mujercita hace y que, aquí entre nos, le quedan buenísimos.

También son los regalos, por que ¿de que sirve trabajar tanto durante un año si no puedes compartir lo que ganaste con la gente que quieres? ¿qué mejor pretexto que dar regalos en Navidad? Eso sí, méndigos empresarios que reinflan los precios de todos los productos para recuperar las pérdidas del año pero eso, eso nadie lo piensa, nosotros lo único que queremos es compartir y gritar: ¡Feliz Navidad y feliz año nuevo!