3 ene. 2011

Lo que me faltó

Sí, lo sé, me faltó diciembre.

Diciembre es mí mes favorito del año ¿será, tal vez, que es el más festivo o los regalos, o será que ese día vemos más a los que tanto queremos y sólo en diciembre apartan unos días en sus agendas para darnos una visitadita?

Disfruto cantar la letanía de las posadas y tomar ponche, me encantan las piñatas y lanzarme a atrapar lo que pueda. No entiendo porqué a muchas personas no les gusta la navidad..., bueno sí lo sé..., porque son unos amargados ¡ja!

No sólo es la Navidad, es el año nuevo, son los deseos de poner un alto y empezar con un nuevo empuje para, al llegar al final, sacar la cabeza a flote y tomar una bocanada de aire para iniciar el siguiente año con los pulmones llenos.

También es la comida y el recalentado (las tortas de bacalao), las probaditas que la familia siempre manda y los experimentos que mi mujercita hace y que, aquí entre nos, le quedan buenísimos.

También son los regalos, por que ¿de que sirve trabajar tanto durante un año si no puedes compartir lo que ganaste con la gente que quieres? ¿qué mejor pretexto que dar regalos en Navidad? Eso sí, méndigos empresarios que reinflan los precios de todos los productos para recuperar las pérdidas del año pero eso, eso nadie lo piensa, nosotros lo único que queremos es compartir y gritar: ¡Feliz Navidad y feliz año nuevo!